lunes, 3 de agosto de 2020

Domótica; aprende a economizar energía fácilmente


Domótica; aprende a economizar energía fácilmente

Los sistemas domóticos han cambiado por completo el modo de vida de las personas debido a la cantidad de aplicaciones que consigue accionar. Se trata de una instalación que automatiza los diferentes aparatos electrónicos y electrodomésticos para poder monitorear todas las funciones, incluso desde la distancia, a través de un teléfono móvil (smartphone) o una tableta electrónica.

Este sistema supone una evolución en el concepto de “vivienda inteligente”, pues el usuario es capaz de programar, encender y activar acciones tan solo con un click. Gracias a sus ventajas, los usuarios han conseguido aumentar su calidad de vida y, sobre todo, sentir que se encuentran en un entorno seguro.

La domótica doméstica demuestra que se puede ahorrar de manera considerable en la factura eléctrica del hogar, puesto que se pueden adaptar los sistemas para que funcionen a una hora determinada o apagar de manera automática. El usuario se despreocupa y no vive con la duda de si las luces se han apagado antes de salir de casa o si las alarmas se han activado de manera correcta. Con el smartphone, el propietario puede no sólo saberlo, sino que, además, monitorizarlo.

De este modo, los sistemas domóticos contribuye a economizar los recursos de la vivienda para crear un ambiente más responsable con el medio ambiente, puesto que garantiza la independencia energética, un doble factor que busca, por un lado, gastar los recursos justos y necesarios a través de dispositivos que no desperdicien el suministro eléctrico durante su transporte y uso; a causa de este óptimo funcionamiento, el usuario es capaz de ahorrar en las facturas del mes.

Aplicaciones de la domótica

Entre las diferentes funcionalidades más empleadas por los usuarios y que permiten las instalaciones para proporcionar una “vivienda inteligente” se encuentran:

-       Los sensores de movimiento

Esta función detecta la presencia de las personas para activar de manera automática cualquier aparato, como las luces. De este modo, se puede colocar en los pasillos de la casa para evitar despistes. Otra función que desempeña puede resolverse en las alarmas, ya que ante un robo  o intento de hurto en el hogar, se pueden activar sonidos y llamar a los servicios de emergencia de manera automática, sin importar si el propietario se encuentra en el interior.

-       Termostatos inteligentes

Para mejorar la calidad en los sistemas de climatización, la domótica permite que los termostatos regulen la temperatura del interior de la vivienda de manera automática a través del parte meteorológico que recibe del exterior. De este modo, se evitan los excesos de calor o frío, así como los problemas de salud que se generan por los cambios bruscos.

-       Tecnología LED

Las bombillas LED, de baja densidad, además de consumir entre un 80% y un 90% menos que las incandescentes, regulan de manera mecánica su tonalidad y los colores. Así, en zonas de interior o de poca luz, permite que se pueda aprovechar la luz natural y, cuando no, detectan la escala luminosa y se encienden.

-       Asistencia domiciliaria

Para la gente más mayor o con dependencia, los sistemas domóticos disponen de un servicio de teleasistencia domiciliaria, en donde el usuario puede activar un teléfono de emergencia a través de un patrón establecido para recibir ayuda o atención sanitaria.

-       Sistemas de videovigilancia

La seguridad en el hogar no tiene precio y, en este sentido, los sistemas domóticos han innovado en las instalaciones de alarmas con el objetivo de mejorar su aplicabilidad. Así, los usuarios pueden observar en tiempo real todo lo que acontece en la vivienda a través del smartphone y guardar las imágenes en una nube de almacenamiento digital. De este modo, el usuario puede testificar a su favor en un juicio.